Invocación (Quinta parte)

Largos días e interminables noche pasaron como segundos en la vida de Luthios, pues tal era su poder que podía manejar el tiempo a su antojo. En su viaje hacia Tenebrae muchos pensamientos fueron atraidos a la mente del Hechicero, pero muy pocos de ellos fueron analizados. Solo aquellos que hacían alguna referencia a sus habilidades…

“¿Ya has olvidado cómo se leen las mentes?… Era tan facil cuando yo era el Hechicero… ¿Has probado ya tu fuerza? Es mayor que la de un ejercito de hombres…”

Pensamientos de esa índole atravesaban la mente del Hechicero, más no encontraba ninguno que le ayudara en su actual misión, despertar a Thengonodrim. Mucho cavilaba Luthios acerca del problema, pero por más que penasba ninguna solución acudía a su poderosa mente.

Más días pasaron y conforme lo hacían el cielo se fue tornando de un color negruzco, más intenso a medida que avanzaba a lomos de su montura. Había renunciado a su camuflaje, pues en aquella zona de Eä no habitaba nadie, pues era un yermo páramo.

“Tenebrae… lugar dónde una vez fui y al que no quiero volver… Tenebrae… la desgracia me aguarda allí…”

Anuncios

Un comentario en “Invocación (Quinta parte)

  1. Bueno, me había olvidado de que tenía unas sagas por concluir (o más bien, por seguir desarrollando).

    He aquí pues la continuación de al menos una de ellas.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s