La vida en el purgatorio (Tercer anillo, paso cuarto)

La luz se disipa. Rutina, oscuridad. Azufre… Resplandor rojo… ¡Rio de fuego!. Llega a mi, me quemo, me consumo. He de avanzar, pues sé que estoy muerto. He de salir de aquí. Avanzo, mi cuerpo se agrieta, grito… Oscuridad, sueño reparador… Despierto, agonía… He de salir de aquí. Otro paso, grito, otro más, aullo. He de seguir… Las fuerzas me abandonan, he de seguir… Mi cuerpo se niega, he de seguir… Tormento infinito, dolor lacerante, alma moribunda… He de seguir… Otro paso más, grito, de nuevo me muevo, aullo. Dolor lacerante, agonía eterna. He de salir de aquí… Sigo avanzando… El fuego líquido llega a mi pecho… Dolor infinito pero he de seguir. He de salir. ¿Que veo? Ansiada puerta, ansiada libertad, ansiado fin del dolor que me atormenta… Sin embargo está muy lejos. Sigo avanzando, me caigo a pedazos, sigo avanzando, he de llegar, he de salir. Agarro la puerta… ¡Abrasa! Mi mano duele, pero no me suelto, la abro… Bendita luz infinita, descanso merecido, sigo mi camino…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s