La vida en el purgatorio (Tercer anillo, paso segundo)

Aire… Caigo… Lo sé, lo siento. Incluso antes de despertar. Despierto, rodeado de nada. Como una piedra, caigo. Manchas negras en el horizonte. Se acercan. Temor… Otro cuerpo cayendo, a lo lejos, distancia infinita… Lo veo claro. Horror… las manchas, pajaros… Se acercan, siento temor, miedo, terror, pavor… Clavan sus picos curvos en mi carne inexistente… Me devoran, poco a poco y con paciencia… Caigo, dolor, llanto, terror… Por fin, el suelo. Así finalizará el tormento… ¡No! No puedo dejarme vencer. He de superar el pavor, el agudo dolor. He de avanzar… Surge en mi la fuerza del pensamiento. Ya no caigo. ¡Vuelo!. Escruto el horizonte. Forma rectangular opaca… ¡Salvación! Giro hacia allí. Dolor, llanto… Mi ser desgarrado brutalmente… Llego a la puerta. La abro. Luz ardiente. ¿Que me esperará al otro lado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s