Sonetos

Os dejo unos sonetos de creación propia. Tuve que hacerlos para un trabajo de clase acerca del renacimiento. Bueno en realidad no era necesario hacer sonetos, sino cualquier poema renacentista, pero yo quería ir a por nota después de un “batacazo” con otro periodo artístico.

En fin, aquí os los dejo, son sólo tres, pero sudor y lágrimas me costó el escribirlos. A ver que os parecen.

Como es habitual continuad leyendo para verlos.

Por cierto, en este trabajo me lleve un 10 así que muy malos no pueden ser ¿verdad?.

¡Ah! y para quien no sepa que es un soneto decir que es un poema con versos endecasilabos (11 silabas) y con rima ABBA ABBA y luego CDE CDE o cualquier combinación en los seis últimos versos.

Primero:

Mi juventud apenas estrenada
me hizo transparente a tu belleza
y el poeta nació pr la pureza
de tu beso de niña enamorada.

Tu mirada, dulce y arrebolada
de tu niñez, creció con ligereza
¡Nunca tuvo el candor más sutileza!
¡Nunca fue la inocencia más sagrada!

Y llegaron los cómos y los cuándos
los porqués y los dónde vehementes
que la duda y el llanto fue logrando.

Que el amor se durmiera, los valientes
juramentos se fueron apoyando
¡y volvemos a ser adolescentes!

He aquí el segundo:

Como crece la luz sobre la rosa
y el ciprés estremece a las estrellas,
mi verso en la belleza deja huellas
transformando el soneto en mariposa.

Alza el vuelo de forma prodigiosa
y al posarse en las hojas, si son bellas
su perfume comparte en todas ellas
¡Desde entonces el verso es otra cosa!

Y es rosa y es ciprés; es sauce o rio
pues nada condiciona su estatura
ni el alcance triunfal de su mirada.

Sólo Dios condiciona el desafío
del verso que en el alma gana altura
Lo demás… ¡es ya meta conquistada!

Y el último…

Nunca estuvo la rosa tan a mano
del sublime temblor de la hermosura
ni la piel hecha seda fue más pura
ni el rosal abatirse más temprano.

La princesa rozó el traje humano
del pétalo inocente, y su tersura
entregó tal embrujo a la criatura,
que hizo eterno el aroma soberano.

La rosa y la mujer, eternamente
conservan, lozana, su fragancia
por más que el tiempo quiera locamente

quebrar de su perfume la arrogancia
la niña es al rosal, líricamente
la razón que sostiene su fragancia

Anuncios

Un comentario en “Sonetos

  1. Bueno, se acabó por hoy lo del día literario. Espero que os haya gustado, e incluso os animo a que pongáis vuestras creaciones en un comentario a cualquiera de estos posts.

    Aún tengo algo más de material, como unos textos en prosa, también para el mismo trabajo que estos sonetos, y ya los pondré en otro momento, pues me estoy cansando de copiar a mano. Soy así de vago.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s